Actualizado 23 octubre, 2022

¿Por qué invertir en propiedades?

Al momento de invertir en una propiedad, pueden surgir muchas dudas, aquí aclaramos las más relevantes.

headerImage

Dentro de los beneficios de la inversión en propiedades está la rentabilidad, la plusvalía, la demanda constante de arriendo, entre otros.

Un activo inmobiliario es un bien rentable y de alta plusvalía.

La rentabilidad de un activo inmobiliario está dada tanto por el arriendo como por la plusvalía del activo. Un departamento, estacionamiento o bodega se puede arrendar y después vender a un mayor valor comercial. Un terreno típicamente solo tiene un creciente valor comercial. La inversión será rentable siempre y cuando la suma del arriendo y la plusvalía sea más alta que el costo de la deuda.

No necesitas tener ahorros para invertir (solo capacidad de crédito).

El pie de un departamento es el porcentaje del valor total que te toca pagar a ti. El resto lo financia el banco, u otra institución financiera. Luego irás saldando esta deuda mes a mes en base a dividendos. A mayor pie, menor será este dividendo, ya que el banco te estará financiando un menor porcentaje de la propiedad. Generalmente, el pie de un departamento representa el 10%, 15%, o 20% de su valor y lo puedes pagar en cuotas mensuales en tanto que el proyecto sea de entrega futura (verde o blanco).

Hay una constante demanda de arriendo.

La demanda de arriendos suele ser alta en las grandes ciudades (sobre el 95%), y el crecimiento de esta demanda tiene directa relación con factores tales como el crecimiento demográfico, la migración y las políticas de trabajo presencial.

Es simple: siempre habrán personas que busquen arrendar, y qué mejor que pagar tu dividendo con el arriendo de tu departamento

Si el arriendo no cubre todo el dividendo, seguirá siendo rentable.

Tomemos como ejemplo a María y Sebastián. Cada uno invierte en un departamento del mismo valor, UF 2.350 y ambos lo venden luego de 10 años, por un valor más alto gracias a la plusvalía de la propiedad, digamos que en UF 3.290. Durante esos 10 años, tanto María como Sebastián han recibido un arriendo mensual de 8 UF. María, quien compró el departamento al contado, o sea, desembolsó de su bolsillo los UF 2.350 recupera su inversión y además gana un total de UF 2.020 a su favor.

Venta departamento

-
UF 3.290
UF 2.350
UF 940

Arriendo

UF 8 x 120 = UF 1.080

Total inversión

+
UF 1.080
UF 940
UF 2.020

Ganancias

Por otro lado, Sebastián, quién compró su departamento con un crédito hipotecario de 30 años, pagando un pie del 20% y con una tasa de interés anual de alrededor de un 4,70%, paga cuotas de dividendo de alrededor de 10 UF. Sebastián también recupera su inversión y además gana un total de UF 1.163 a su favor. Sebastián invirtió un total de UF 611, que son la suma del pie más la diferencia mensual que pagó entre dividendo y arriendo.

Venta departamento

-
UF 3.290
UF 611
UF 2.679

Ahora, de ese valor, Sebastián tendrá que descontarle lo que le queda pagar de crédito luego de 10 años pagando amortización e intereses.

Total inversión

+
UF 2.679
UF 1.516
UF 1.163

Ganancias

María, quién invirtió UF 2.350 y ganó UF 2.020 tuvo una rentabilidad de un 85% en 10 años, mientras que Sebastián, quién invirtió UF 611 y ganó UF 1.163 tuvo una rentabilidad de un 190% en 10 años.

A modo de conclusión

Aunque el dividendo sea más alto que el arriendo, invertir en propiedades sigue siendo rentable, ya que parte de ese dividendo amortiza la deuda, y la plusvalía tiene un efecto crítico en la rentabilidad sobre la inversión.

Descubre en qué te conviene invertir hoy.

Proyecta el crecimiento de tu patrimonio con las ofertas de inversión que mejor calcen con tu perfil financiero.

Comienza a invertir ahora